miércoles, 25 de abril de 2007

La canciones colombianas en el repertorio de Carlos Gardel

La canciones colombianas en el repertorio de Carlos Gardel
Luciano Londoño López


Según lo afirma en su obra Orlando del Greco (1), Gardel aprendió algunas cancio­nes colombianas durante su viaje a Chile en 1917. Las otras, se me ocurre, las debió aprender de discos.
Dichas canciones fueron lle­vadas a Chile tres años antes por la Lira Antioqueña, agru­pación colombiana que visitó esas tierras en 1914 y allí se desintegró.
La Lira Antioqueña fue/fun­dada en Medellín en 1903. Sus integrantes, todos artesanos, aprendieron ejecución de ins­trumentos de cuerda .y canto del músico español Jesús Arriola (2) (3).
Está agrupación realizó gra­baciones en la ciudad de Nue­va York en el mes de julio de 1910 y sus cantantes fueron Cabecitas (Enrique Gutiérrez), Leonel Calle y Eusebio Ochoa (4).
Las canciones Colombianas interpretadas por Carlos Gardel fueron 4 Bambucos, un Pasillo y un Tango (5) y son modelos de fraseo y bien de­cir, aunque muy pocos bambuqueras las primeras de ellas. En el orden cronológico en que fueron grabadas por primera vez, fueron:
1. Mis Perros, ritmo bam­buco, letra atribuida por Jor­ge Añez al poeta Federico Rivas Frade. La música aparece como de Alejandro Wills. Fue grabado por el dúo Gardel-Razzano en 1919. Asegura el investigador argentino Roberto Sellés que la Música de Mis Perros fue tomada de la Sép­tima Danza del violinista Es­pañol Pablo Martín de Sarasate, quien a su vez la tomó del folklor español. Además, esta canción lleva antiguas cuartetas anónimas andaluzas (6).
2. El Vagabundo, ritmo bambuco, canción del folklo­re colombiano cuya música se ha atribuido a Fulgencio Gar­cía. Fue grabado por el dúo Gardel-Razzano en 1919. Sus últimos versos casi seguramente pertenecen al coplero andaluz. Sobre «Vagabundo», asegura el investigador argentino Ro­berto Selles, que lleva antiguas cuartetas anónimas y su me­lodía es de compositor desconocido.
De este bambuco existe una curiosa grabación de la Lira Antioqueña, con las voces de Leonel Calle y Eusebio Ochoa, realizadas en Nueva York en julio de 1910, la cual, tal vez por truco comercial de aque­lla época lleva por título El Bagamundo antioqueño (sic). Se trata del disco Columbia Records c-885 (Patent 4708) cuyo tal vez único ejemplar que existe lo posee el propietario de la «Esquinita» en la ciudad de Bucaramanga, señor Car­los A. Pintó, quien es el ma­yor coleccionista de discos de 78 R.P.M. Que existe en Co­lombia.
Vale la pena anotar que, por razones que desconocemos, esta grabación de la Lira Antioqueña no figura en los siete tomos de la obra discográfica de Ri­chard K. Spottswood, la cual recopila toda la música popu­lar que fue grabada en los Es­tados Unidos entre 1987 y 1942 (7).
3. Rumores cuyo verdade­ro título es Tras de las verdes colinas y también conocido con el título de Las aguas del Magdalena, ritmo bambuco, letra del poeta Antioqueño Fran­cisco Restrepo Gómez y mú­sica de Alejandro Wills.
Esta canción fue grabada en 1914 por el dúo colombiano de Wills y Escobar (Alejandro Wills y Alberto Escobar), en una máquina portátil de la Víctor en Bogotá.
El dúo Gardel-Razzano la grabó en 1920 y ella hizo par­te del repertorio de despedida que cantó el Zorzal en la voz de la Víctor de Bogotá, el do­mingo 23 de junio de 1935 (8).
4. Asómate a la ventana cuyo verdadero título es Se­renata, ritmo bambuco, fue compuesto hacia 1886 por Alejandro Flórez.
Esta canción fue grabada por los «Trovadores Colombianos» Pelón y Marín (Pedro León Franco «Santamaría» y Adol­fo Marín) en la Columbia Mexi­cana en septiembre de 1908. Carlos Gardel la grabó en 1920. Sobre esta canción vale la pena recordar que durante su visita a Medellín el 18 de noviembre de 1978, Jorge Luis Borges pidió, en la «Casa Gardeliana» que le interpretaran Serenata y dijo que sus últimos versos eran unos de los más bellos que él había conocido.
5. Mis Flores Negras, rit­mo pasillo, compuesto por el poeta Colombiano Julio Flórez en 1903. La primera grabación que se hizo de esta popular canción fue la del duelo ecua­toriano Alvaro y Safady. en 1916. Carlos Gardel lo grabó en 1922.
6. El Brujo, tango, el cual tiene letra del poeta bogotano Enrique Carrasquilla Mallarino y música del clarinetista argen­tino Juan Carlos Bazán. Este tango ganó el primer premio de Discos Nacional en 1925. Carlos Gardel lo grabó en 1926.
Además, otras canciones colombianas estuvieron a punió de ser parle del repertorio de Carlos Gardel (8).
Cuando el cantor estuvo en Bogotá, en junio de 1935, el Maestro Emilio Murillo hizo amistad con él. Allí le entregó cuatro bambucos de su autoría, los cuales le pro­metió incluir en sus pelícu­las. Desafortunadamente, estas partituras se hicieron cenizas en el accidente de Medellín (3).
Esas cuatro canciones y las primeras grabaciones que de ellas se tienen noticia fueron:
Canto fatal o hambre de la madre tenía. Existe una gra­bación de esle bambuco del 6 de diciembre de 1927 realiza­da en Nueva York para el se­llo Brusnwick por el dúo co­lombiano de Briceño y Añez (Alcides Briceño y Jorge Añez).
El trapiche. De este bam­buco, que tiene letra del poeta Ismael Enrique Arciniegas existe una grabación realizada en Nueva York el 1° de Julio de 1935 por la soprano colombiana Sarita Herrera a dúo con Cecilia Pinzón para el Sello Víctor. Y otra anterior del famoso Trío Ma­tamoros (cubano) realizada también en Nueva York el 3 de Agosto de 1934 para la Víc­tor.
Las campanas de la cárcel. No conozco grabaciones de este bambuco.
Van cantando por la sie­rra. Bambuco del folklore Co­lombiano, surgido según Jorge Añez hacia 1890 y del cual se apropió el maestro Emilio Murillo (3) y según Heriberto Zapata Cuencar y Roberto Zuluaga y Gutiérrez surgido en una campamento militar durante la Guerra de los Mil Días (1899-1902) cuando su anónimo autor creó los ver­sos y le encargo el arreglo de la música a Emilio Murillo (3). De este bambuco existe una grabación realizada en Nueva York por el barítono antioqueño Daniel Uribe Uribe, para la Columbia, en enero de 1910.
Bibliografía y Notas:
(1) Ver del Greco. Orlando. «Carlos Gardel y los autores de sus canciones». Ediciones Akian. Junio de 1990. Buenos Aires.
(2) Ver Zapata Cuencar, Heriberto. «Compositores Antioqueños». Editorial Gráname-rica. Julio de 1973. Medellín.
(3) Restrepo Duque, Hernán. «Lo que cuentan tas cancio­nes- cronicón musical-» Ter­cer Mundo. Diciembre 1971. Medellín.
(4) Restrepo Duque, Hernán. «A mi cántame un bambuco». Ediciones Autores Antioqueños. Vol. 28. Gobernación de Antioquia. 1986. Medellín.
(5) Puga, Noris. «Carlos Gardel- Discografía- Guía de información especializada para coleccionistas y estudiosos». Cuaderno N° 7 de Tanguean­do. Publicación del Club de la Guardia Nueva. 2A edición. Mayo de 1970. Montevideo.
(6) Selles, Roberto. «Gar­del Compositor». Revista Uni­versidad de América. Año 2, No. 2. Diciembre de 1990. Bayamón Puerto Rico.
(7) Spottswood, Richard K.
«Ethnic Music on Records, a discography of ethnic recording produced in the United States, 1983 to 1942». University of Illinois Press, 1990.
(8) Díaz de Castillo, Nico­lás. «Últimos diez días de Gardel» (14 a 24 de junio de 1935.) Editorial ABC. 1936. Bogotá.
(9) Añez, Jorge. «Cancio­nes y Recuerdos». Ediciones Mundial. 2a. Edición. 1968. Bogotá.
(Tomado de El Mundo)
...............
Luciano Londoño López es académico correspondiente de la Academia porteña del lunfardo y de la Academia Nacional del Tango (ambas de Buenos Aires, Argentina) y Asociado correspondiente de la Academia de tango de la República Oriental de Uruguay. Ha dictado numerosas charlas en universidades y centros culturales. Sus investigaciones y entrevistas han sido publicadas en periódicos y revistas de Colombia, Venezuela, Puerto Rico, España, Estados Unidos, México, Argentina y Uruguay. Y sus trabajos han sido incluidos o citados en 25 libros de autores de diversos países americanos


..........




1 comentario:

Iago López dijo...

Excelente y erudita entrada! Richard Spottswood recopiló también una magnífica (e inencontrable) antología de la música folk estadounidense que alguien ha amablemente digitalizado. Adjunto enlace al post que he escrito al repecto por si a alguien le interesa echarle una ojeada:
http://bailarsobrearquitectura.wordpress.com/2013/12/02/folk-music-in-america/
Saludos y enhorabuena por el blog,
Iago López